Síguenos por Email

Últimas noticias
Mostrando entradas con la etiqueta cuaresma. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cuaresma. Mostrar todas las entradas

"Morir para dar fruto, para esto he venido." Cuaresma y Misión: quinto domingo

Written By MISIONES DIOCESANA de CÁDIZ y CEUTA on 20 mar. 2015 | 11:43

Amar a Dios y por él a los hombres nos da la felicidad en la vida. El amor a Dios sumado con la cruz de Cisto para amar a los hombres nos de la felicidad en la vida

La misión es el testimonio paciente de Aquel que quiere llevar toda la realidad y cada hombre al Padre. La misión es lo que el amor no puede callar” dice el papa Francisco en el Mensaje para la Cuaresma 2015. 

Porque la misión es, como Jesús nos dice en la lectura del evangelio de este domingo, enterrarse la semilla y morir para que pueda germinar y crecer la espiga.

¡Queremos ver a Jesús!” sigue siendo la petición, muchas veces angustiada, que muchas personas y pueblos hacen a la Iglesia. Porque, efectivamente, “la Iglesia sigue a Jesucristo por el camino que la lleva a cada hombre, hasta los confines de la tierra (cf. Hch 1,8)”, dice el papa Francisco en el Mensaje. Los cristianos y la Iglesia han recibido ese cometido de acercar el mensaje de Jesús a todos los hombres, sin distinción de lengua, de nación, de cultura, de raza… Dios ha puesto en nuestras manos un tesoro, la buena noticia del evangelio, para que lo demos a los demás; no es un privilegio exclusivo nuestro de uso y disfrute particular, sino un don universal para toda la humanidad: “Lo que hemos recibido, lo hemos recibido también para ellos. E, igualmente, lo que estos hermanos poseen es un don para la Iglesia y para toda la humanidad”.

El evangelio del Reino de Dios está sembrado en el corazón de las personas y de los pueblos. La semilla ya está plantada y ahora toca hacer que germine y que fructifique. Para ello hacen falta evangelizadores que estén dispuestos -ellos mismos- a sembrarse, a dejar su vida en el surco, a regar la semilla del evangelio con el sudor de su esfuerzo, con lágrimas e incluso -como sucede a menudo- con la propia sangre. Es lo que Jesús ha hecho por nosotros y es la tarea que le incumbe a todo cristiano y a toda la Iglesia.

Ante la indiferencia que atenaza el corazón de las personas en nuestra sociedad y en nuestra cultura, Jesús nos invita a abrir el corazón y a reconocer el deseo que hay de conocerle, las semillas del reino de Dios que están plantadas. El Papa nos dice que “podemos ver en nuestro prójimo al hermano y a la hermana por quienes Cristo murió y resucitó”. Si reconocemos la presencia del Señor en cada uno de ellos, la misión sólo puede ser “el testimonio paciente de Aquel que quiere llevar toda la realidad y cada hombre al Padre”. Jesús se ha sembrado en cada corazón y a nosotros nos toca hacer que con nuestra propia entrega esa semilla fructifique: conducir toda realidad humana hacia el fin a que Dios nos ha destinado: “El que quiera servirme, que me siga, y donde esté yo, allí también estará mi servidor; a quien me sirva, el Padre lo premiará”.

El que se ama a sí mismo se pierde, y el que se aborrece a sí mismo en este, mundo se guardará para la vida eterna”. Los misioneros y misioneras han entregado su vida por Jesús y por el evangelio y testimonian que “la misión es lo que el amor no puede callar”. Dios no es indiferente a la realidad que viven sus hijos e hijas; se compadece y les ofrece su amor en Jesucristo muerto y resucitado. La misión es el altavoz para el mundo del amor de Dios manifestado en Jesús, en su muerte y su resurrección.

Juan Martínez Saez
OMP España

Cuaresma y Misión: IV domingo (Reflexión misionera)

Written By MISIONES DIOCESANA de CÁDIZ y CEUTA on 16 mar. 2015 | 11:46

sacerdote_rodeado_gente_africana_con_la_naturaleza_de_fondo_y_una_choza

En el cuarto domingo de #cuaresma, se nos ofrece una nueva oportunidad de reflexión misionera.

Dios no es indiferente al mundo, sino que lo ama hasta el punto de dar a su Hijo por la salvación de cada hombre” (Papa Francisco en el Mensaje para la Cuaresma 2015). 

Se corresponden textualmente con la lectura el evangelio de este domingo: “Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna” (Jn 3,16).

Esta expresión del evangelista san Juan refleja la experiencia más profunda del cristiano: Dios nos ha salvado al precio de la cruz de su Hijo. El Mensaje del Papa para la Cuaresma nos recuerda que Dios no es indiferente a la realidad de la humanidad. Él se interesa por cada uno de sus hijos con un interés que no es egoísta, sino que es fruto del amor y busca lo mejor para cada uno de nosotros. “Dios no nos pide nada que no nos haya dado antes: «Nosotros amemos a Dios porque él nos amó primero» (1 Jn 4,19). Él no es indiferente a nosotros. Está interesado en cada uno de nosotros,nos conoce por nuestro nombre, nos cuida y nos busca cuando lo dejamos. Cada uno de nosotros le interesa; su amor le impide ser indiferente a lo que nos sucede”.

Lo profundo de este amor se manifiesta en la entrega de Jesús por la salvación de cada uno de nosotros: “En la encarnación, en la vida terrena, en la muerte y resurrección del Hijo de Dios, se abre definitivamente la puerta entre Dios y el hombre, entre el cielo y la tierra”. La Iglesia simplemente continúa esa acción salvífica de Cristo. El Papa usa una imagen llena de significado: “La Iglesia es como la mano que tiene abierta esta puerta”. Es una imagen muy bella de cómo la Iglesia tiene que realizar su misión: mantener abierta la puerta entre el cielo y la tierra para que el hombre, todo hombre, pueda tener acceso a Dios. La Iglesia lo hace “mediante la proclamación de la Palabra, la celebración de los sacramentos, el testimonio de la fe que actúa por la caridad (cf. Ga 5,6)”.

Por desgracia, el mundo no reconoce este amor de Dios y “tiende a cerrarse en sí mismo y a cerrar la puerta a través de la cual Dios entra en el mundo y el mundo en Él”. Cree que puede salvarse por sus propias fuerzas. Y esta tentación hace mella, además, en los cristianos “nos hace creer que nosotros solos podemos salvar al mundo y a nosotros mismos”. La Cuaresma en el tiempo privilegiado para hacer la experiencia de la inutilidad de los esfuerzos por salvarnos a nosotros mismos, que están inevitablemente abocados al fracaso. Pero “Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él” (Jn 3,17), por lo que, abriéndonos confiadamente al don de su amor, acogeremos la misericordia de Dios.

La misión de la Iglesia es abrir las puertas de la salvación. El Papa expresa este deseo: “que los lugares en los que se manifiesta la Iglesia, en particular nuestras parroquias y nuestras comunidades, lleguen a ser islas de misericordia en medio del mar de la indiferencia”. La misión de la Iglesia es mostrar como Dios se interesa por todos sus hijos; por eso es urgente la conversión: dejar de lado la indiferencia y manifestar la misericordia de Dios. 



Juan Martínez,
OMP España

Oración de cuaresma por los misioneros diocesanos

Written By MISIONES DIOCESANA de CÁDIZ y CEUTA on 5 mar. 2015 | 10:28

oración_papa_francisco_x_misioneros_pidiendo_misericordia

A las 18'00h. en la Iglesia de Ntra. Sra. del Carmen (Obispado), celebraremos una ORACIÓN CUARESMAL misionera.

Surge en el seno del Aula de misionología, que como cada año, en el tiempo de Cuaresma, dedica su reunión a la oración.

En ella "se quiere sintonizar con el dolor del hombre de hoy y vivirlo desde el corazón de Cristo. La oración queremos que nos lleve a sentir en nosotros el sufrimiento de nuestros hermanos. Así viviremos juntos la invitación del Papa Francisco a unirnos en oración y a sentir la problemática del mundo de hoy saliendo de la indiferencia y asumiendo la misericordia de Dios", P. José Luis Sibón (Responsable del Aula de Formación).


Esquema

-. Ambientación

-. Introducción: En el nombre del Padre …

-. Canto: Dios es fiel

Salmodia

-. Monición al salmo
-. Salmo 138

-. Monición al salmo
misionero_habla_con_persona_tercer_mundo_negra_sentados_en_el_suelo_en_la_casapuerta-. Salmo 115

Palabra de Dios
-. Aclamación: Canto: Tu palabra me da vida

Reflexión compartida
Cristo sufriente en el mundo de hoy
Respuesta: Perdón, Señor, Señor, perdón

Peticiones compartidas (Espontanea)
Respuesta: Oh, Señor, escucha y ten piedad

-. Padre nuestro

-. Oración conclusiva Bendito eres tu, Padre. (Todos)

-. Canto: Yo canto al Señor, porque es grande.


Os invitamos.

¡¡ Venid con el corazón dispuesto para ese rato de oración !!

Cuaresma: Tiempo de renovación espiritual y misionera

Written By MISIONES DIOCESANA de CÁDIZ y CEUTA on 29 feb. 2012 | 10:27

Una Cuaresma para la caridad: En el mensaje para esta Cuaresma Benedicto XVI, «Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras» (Hb 10, 24) nos invita “a fijar la mirada en el otro, ante todo en Jesús, y a estar atentos los unos a los otros, a no mostrarse extraños, indiferentes a la suerte de los hermanos… Si cultivamos esta mirada de fraternidad, la solidaridad, la justicia, así como la misericordia y la compasión, brotarán naturalmente de nuestro corazón… Ante un mundo que exige de los cristianos el testimonio renovado de amor y fidelidad al Señor, todos han de sentir la urgencia de ponerse a competir en la caridad, en el servicio y en las buenas obras”.

Materiales de Animación misionera para el tiempo de Cuaresma: http://www.omp.es/OMP/espiritualidad/tiemposliturgicos/cuaresma.htm

Reflexiones Misioneras para las homilías de los domingos de Cuaresma:
http://www.omp.es/OMP/espiritualidad/tiemposliturgicos/liturgiaCicloB/cuaresma/cuaresmaCicloB.pdf

Síguenos en Redes Sociales. Escríbenos

La Iglesia en África

OREMOS por los MISIONEROS

OREMOS por los MISIONEROS
Mayo 2019

CARTELES MES MISIONERO EXTRAORDINARIO

ÚLTIMA NOTICIA

Nueva web de Misiones de Cádiz y Ceuta

Hoy, 23 de junio, día del Corpus Christi, día de la Caridad, hacemos pública la nueva web del Secretariado diocesano de Misiones y direcció...